Simplemente, vuelo del alma…

Entradas etiquetadas como “EQUIDAD

NO MALGASTES EL AMOR *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


No malgastes el amor ∞

No malgastes el amor.
Entrégalo con certeza
cuando notes en vaivén
sentimiento compartido,
más, es tan abstracto el sentido
de saber a quién amar
con la certeza exacta
de ser bien correspondidos.

Lanzas al viento, te quiero,
porque lo sientes, lo vives
no escatimas, no lo mides,
eres pétalo perdido
desprendido de su flor,
y no siempre
es comprendido
tanto derroche de amor.

No malgastes en reproches
hacia tu modo de actuar,
déjate así llevar…
que no pecas por exceso,
puede que a un frío pecho
tu calor pueda entibiar.
No malgastes el amor,
qué él renazca en tu interior…
hasta tú último suspiro…

© María del Carmen Menéndez García

Anuncios

DÍA DE LA MUJER *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

Día de la Mujer

Es Mujer con mayúscula, dueña de los talentos, sabiduría.
Cuando ella sonríe estalla el universo, y en su tristeza,
enmudecen las estrellas.
Cuando ella mira, ternura pura son sus pupilas, acarician,
ella se refleja en ELLA y la humildad se funde en una sola.
A su paso, esparce aromas de armonía,
y en su siembra germina el amor.
Es mujer, esposa, madre, abuela, es amiga.
Cuando lágrimas asoman, y ruedan por sus mejillas,
Dios las recoge, perlas de agua bendita en manos del Creador.
Y sus manos, sus manos, fuente clara que alimenta el corazón.
No es un día, lo son todos en la vida,
es mi amiga y no es una utopía.
Es mujer, es poesía, cada día es mi luz…

Maricarmen


MAREJADA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

    Marejada

    La barca se mece vacía,
    arrecife de sensaciones
    gravitan en su interior.

    Los remos dos brazos,
    sin fuerzas que avanzan
    hacia orillas ilusionadas.

    La barca se mece en un todo
    de aguas profundas y claras,
    y encalla en los recuerdos.

    Rompe la barca cadenas
    y el ancla desliza en la arena
    mixturas latentes y plenas.

    La lágrima rueda a la espera
    de torpe e inútil ceguera,
    que priva a la barca pleamares.

    A modo de remos dos alas,
    se eleva del mar, hacia un cielo…
    y logra su anhelo…, utopía ya no ser…

    María del Carmen Menéndez García


QUISE…*** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


QUISE…

Una, dos, tres ternuras por día…
pinceladas, quizá en malos versos,
en mal ritmo, sin armonía,
más era así su melancolía.
Quiso más de una vez,
colocar algo de acidez
expresarse con dureza,
daba vueltas su cabeza
en formas de nueva voz
pero vio a su corazón
acurrucado en la espera…
abandonando la acción,
y continúo en su blancura
con pétalos de su rosa.
Incluso expresó con amor
las soledades y olvidos,
justificando con calma
algún ataque a su alma.
Escribir por escribir…
se dijo: no tiene caso…
y apelaba a su coherencia
escasa en esta contienda,
y con total resignación
olvidando punto y comas,
dejaba en sutil renglón
uno… dos… tres…imágenes
de su utopía, y así continúo
perseverante, dejando huellas
en tímidas letras… tardías…

Maricarmen Menéndez García


INDIFERENCIA DE UN AMOR *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


INDIFERENCIA DE UN AMOR

Pero yo te amo…
Aunque tú me ignores,
y pienses que absurdo
es que pierda el tino,
entregarte el alma
cobijarme en sueños,
soñarte despierta
y, a la luz del alba,
sentir en mi pecho
este amor tan pleno
que lástima y calma.
Pero yo te amo…
que importancia tiene,
el simple detalle
de tu indiferencia,
tu mirar esquivo
tus manos sin nido,
y borrarme en tu huella.
Puede que una noche,
en la luz de plata
de una luna altiva;
comprenda por fin
errante y serena,
que el amarte así
ha sido sin duda
sublime condena.
Pero yo te amo…
más allá de toda
cordura impuesta,
y hasta me conforma
ver en un descuido,
tu mirada azul
en sonrisa ajena.
Amor sin medida.
¡Así yo te amo!…
Asida a tú estrella!

Maricarmen Menéndez García


SIMULACRO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

templo-egipcio -Madrid

SIMULACRO

No ruego nada, nada pretendo,

y este cansancio que llevo dentro

vanos reclamos matan los sueños

todo fui dando en locos vuelos

en azul cielo, nubes danzando

a ras del suelo, temer lo alto

y en devaneo, flotar la vida

girar empeños, rozar la magia

en deleites plenos, sutil fragancia,

fugaz sendero, vivir muriendo.

Nada es eterno, sólo el buen sol

entibia mi alma de un frío intenso,

ya nada quiero, banal nostalgia

en marchitos versos, ya nada espero.

En un estante yacen palabras,

en un recodo giran, que giran

los sentimientos, voraz el tiempo,

todo lo aquieta en su devaneo,

ya nada quiero, ya nada espero,

y en simulacro arrobar intentos.

 Maricarmen

 

 

 


ME DECÍAS…*** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

 flora1920_xthumb

¡QUÉ TE AMO!

 

¡Qué te amo! me decías

bajo la luna encantada

y pueril me convencías.

Y caí bajo tu hechizo,

y te sentiste mi dueño,

así me amaste a tu antojo,

y hoy, puedo volverte loco;

tu qué recio te creías,

¿te amo?, pues no lo sé,

sólo una vez amé,

y tú sólo lo fingías.

Y se revierte la historia,

de tanto poco quererme,

hoy eres mi monigote,

un títere, triste quijote,

perdedor en agonía.

¡Qué te amo!, me decías,

y la luna no entendía

tu descaro, cruel amor.

No, no me pidas perdón,

es que la pena no vale,

solo siento compasión,

Y si tú corazón es llama,

el mío es frío deshielo,

sigue tu derrotero,

incansable estafador.

 

Mari Carmen

 

 

 TE AMO, DECÍAS

 

 

 

 

 

 


ME ENTREGUÉ…ENTERA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

Me entregué entera, de mi néctar cuna

en tu semilla, fruto en mi cosecha.

Sentí la tristeza ante inclemencias

de la naturaleza, que mata la siembra,

me acariciaron manos arduas y serenas.

Hoy, las terquedades de los que manejan

intereses fatuos en vanas reyertas,

que las retenciones… dinero a mi expensa,

hacen que me sienta, guachíta y me duela.

Y mi sangre tiembla, me punzan entrañas.

Es tiempo  de ver el arado, en tus manos buenas.

Porqué no se miran y, verán a cierta cierta,

que todo el ropaje ufanos ostentan,

alegantes señores,  carentes de ideas,

proviene de mi, de la madre tierra.

Soy fuente de Vida, más sola me aterra,

necesito tus manos heladas y tiernas.

Dile a los necios que llevan las riendas,

que pongan el alma, no exiguas promesas.

Y vuelve a mi lado, anhelo,  tu presencia,

labriego del alba, cazador de estrellas.

Estoy pronta a parir, no permítas que muera.

Habito en el campo…soy la MADRE TIERRA…

Mari Carmen

 

Es un sitio dónde el campo se pierde en el límite del horizonte, un País

rico en los frutos de su tierra.

Hoy, se divide entre la terquedad y la desazón,

 y llora la tierra, pues le

duele ver a sus hijos divididos y disgustados.

Dios, les ilumine para un pronta solución, justa,

con los bienes bien repartidos, para que gocen alas

las manos  humildes de quienes la acarician, dando vida a sus surcos…

¡VAMOS ARGENTINA!

Mari Carmen