Simplemente, vuelo del alma…

Entradas etiquetadas como “CALMA

ESPERA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

ESPERA

 

Las horas pasan lentas,

la noche de lánguida mirada

a la espera del amancer

promete un sol eterno.

En la serena playa

se mece solitaria barca

sin timonel, sin remos.

Es fría, punzante la noche

sin sus sueños,

el temor es confidente,

la causa es el desvelo

de saberse anclada

sin rumbo, la nada.

Las horas pasan lentas,

lastima el silencio,

incertidumbre, miedo.

La FE se agiganta

en mística oración.

Soberano remedio.

María del Carmen Menéndez García

Anuncios

ACANTILADO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


ACANTILADO

Oscuridad, silencio y mis pensamientos.
Divago, confundo, realidad y anhelos,
si hace unas horas que oscile por dentro
el eterno bagaje de soñado encuentro.
Dime penumbra, dime que es verdad
que éste despertar no es efímero sueño,
dime que está luz que renace en mi pecho
al clarear el alba no apagará su destello.
Dime, que a ritmo de arcano y tiempo,
divisaré mi cielo, en el blanco puro,
de blanco sortilegio, de no ser real…
entonces te ruego, déjame en la noche
voraz, en la compañía de mi sentimiento.
Dime, si mis manos son árido espacio
para que germine el fruto más bello,
no sientas piedad, dilo sin recelo
cerraré mis ojos en piadoso reposo
y dejaré a mi alma, libre como el viento.

Maricarmen Menéndez García


SENSIBLEMENTE *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

SENSIBLEMENTE

Tiene un corazón un tanto loco.
Abraza a los vientos sin medida,
saltarín de los sueños
que nunca emprende la partida.
Se acurruca temeroso,
sabe que sus impulsos
derriban toda coherencia,
sentimental es su esencia,
pero calla,
temeroso no le entiendan.
Es un manojo con bríos,
y quieren curarle sus males,
le recetan: no ansiedades…
no observar la realidad…
no pensar en necedades…
más reposo…menos vuelos…
no involucrarse en bondad…
Tiene un corazón…diría ingenuo,
y como no abunda su especie,
ahora le tildan de insano…
ignorando que el soñar
y la locura,
van tomados de la mano.
Más no acata indicaciones,
es genuino, es tan humano,
empecinado en quitarle
las espinas al destino.
Tengo un corazón…, un tanto loco…

María del Carmen Menéndez García


TIEMPO…Y NO…*** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

TIEMPO…Y NO…

 

Estoy varada a la cima de tu antojo

y no lo niego, siento temor,

temor que declina en andaduras…

matizando la ternura en una flor.

Y eres llanto en hojas de otoños

desdeñadas en horas de dolor,

y otras deleite desbordante

que aferraba a mis sueños, sin pudor.

Eres tiempo…efímero, utópico,

en recóndito tenue soplo del albor,

es por eso que mi armonía te ofrezco

y perdona…si me quejo sin razón;

y así giras las agujas incesante,

no apresures…pues varada estoy…

te adelantas implacable, si supieras…

no te alcanzo…ten piedad del corazón…

Arrecife y manantial de aguas claras,

insobornable en designios del amor…

eres tiempo…me aquieto…tuya soy…

 

Maricarmen Menéndez García


ME NIEGO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

ME NIEGO

No aprendo a amarte menos.
Intenté técnicas absurdas,
desde la culpa, al enojo,
coloqué al corazón cerrojo
y no aprendo a amarte menos.
Tú que sabes los secretos,
dime, como se logra
sin caer en la embestida,
no ser tenaz en mis ruegos,
y no cansarte en mi huída
al amparo de tu cielo.
Es que no ves alma mía,
que el amar en demasía
deja inconclusos los sueños;
me aferro a mi ignorancia,
a los sabios la coherencia…
soy tan nula en la materia,
que me niego, sin soberbia,
a decaer en mi intento.
Te quiero, sin miramiento
y no voy a malgastar tiempo,
en querer amarte menos…
es sencillo, no es dilema…
es pedirle a mis venas
paralice el derrotero…
inertes y frías prefiero,
a claudicar en mi anhelo.
Te amo…bien verdadero…

Maricarmen Menéndez García

08/01/2010


ALUCINACIÓN *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

HABLAR DE AMOR

ALUCINACIÓN

 

Te veo, entorno mis ojos cansados y te veo,

y puedo imaginarte y es tal el anhelo

que mi mente vuela en mis sueños,

sueños errantes, sin asidero, eternos.

Ansiedad de tiempos, soledad de encuentro,

lugares insólitos, jardines, otoños

veranos, inviernos, en ocres y grises te veo.

Verte en una rosa, perfume de pétalos,

en una primavera que abre a los cielos,

y te veo y, pienso que sólo es mí mente

hurgado en mi pecho abrazos desiertos.

Sublime alucinación, que en una estrella veo.

No, no quiero despertar, pues es remanso

tu rostro bueno, tu sonrisa blanca,

y tus pupilas…¡ay!, tus pupilas, voraz sortilegio.

 

Maricarmen

 


ME DECÍAS…*** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

 flora1920_xthumb

¡QUÉ TE AMO!

 

¡Qué te amo! me decías

bajo la luna encantada

y pueril me convencías.

Y caí bajo tu hechizo,

y te sentiste mi dueño,

así me amaste a tu antojo,

y hoy, puedo volverte loco;

tu qué recio te creías,

¿te amo?, pues no lo sé,

sólo una vez amé,

y tú sólo lo fingías.

Y se revierte la historia,

de tanto poco quererme,

hoy eres mi monigote,

un títere, triste quijote,

perdedor en agonía.

¡Qué te amo!, me decías,

y la luna no entendía

tu descaro, cruel amor.

No, no me pidas perdón,

es que la pena no vale,

solo siento compasión,

Y si tú corazón es llama,

el mío es frío deshielo,

sigue tu derrotero,

incansable estafador.

 

Mari Carmen

 

 

 TE AMO, DECÍAS

 

 

 

 

 

 


LEJANÍAS…SIN DISTANCÍAS – HOY

estrellas.gifwatts_george_choosing.jpgpajarillo.gif
Hoy es un día cualquiera, no se diferencia de otros, la rutina
 envuelve la calma, el silencio, ¿existe el silencio?, no creo,
aún en el mutismo absoluto escucho voces, sonidos, el
viento que golpea con frecuencia la ventana, mi respiración
 escucho…hasta el leve latir descompensado de mi corazón.
Los sonidos internos, esos que suelen brotar del alma, sé
transforman en pensamientos y tienen sonidos, ecos de
tiempos.
Me siento mal por esta disconformidad, esta apatía sutil que
suele embargarme, me pregunto el porqué de mi eterno
cansancio…el irme por las ramas…soñando.
Soledad…estando en compañía, en bullicio, disimulada con
una sincera sonrisa, nadie note este torbellino de ideas
miedos y silencios.
Y me siento terrible, culpable, con una ingratitud dolorosa
que quisiera revertir, y pensar con total convencimiento,
 hoy no es un día igual a otros, veo un cálido rayo de sol
 filtrarse por la ventana, miro el cielo en un azul radiante,
escucho el zorzal con aire de cantor sobre el cableado de la
calle, ofreciendo sus primeros acordes… respiro…
El viento me roza, al abrir la ventana, mi eterna ventana al
cielo…al mirar a lo alto el silencio, me trae recuerdos, hoy
no es un día igual a otros…la realidad me duele en el alma…
María del Carmen Menéndez García