Simplemente, vuelo del alma…

Entradas etiquetadas como “BIENESTAR

VESTIDA DE ROSA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

vestida de rosa

 

VESTIDA DE ROSA


Quizá sea por un día,
avanzar entre las flores
y poniendo algodón
de las nubes que transita
a sus trémulas pupilas.
Quizá sólo hoy,
pretende ser audaz
en imaginaria partida
y se pinta de albores
y desboca a la nada,
no lo sabe…
desenfreno, casi huída.
Asombro de si misma,
quizá mañana
se arrepienta y no lo diga,
y permanezca quieta
coloreada de primavera,
arañando un sendero
de lirios y rosas,
quizá sea por un día,
que un rayo de sol
aplaque ese frío
y con claros bríos
se sienta libre
de crisalida, a mariposa,
no lo sabe…
no le importa,
es invierno en su río
y avanza vestida de luces.
Quizá sea por un día,
al comprender los secretos
de su melancolía,
quiera comenzar a Vivir…
cuando bien sabe,
que comienzo a partir…

Maricarmen

Anuncios

ME ENTREGUÉ…ENTERA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

Me entregué entera, de mi néctar cuna

en tu semilla, fruto en mi cosecha.

Sentí la tristeza ante inclemencias

de la naturaleza, que mata la siembra,

me acariciaron manos arduas y serenas.

Hoy, las terquedades de los que manejan

intereses fatuos en vanas reyertas,

que las retenciones… dinero a mi expensa,

hacen que me sienta, guachíta y me duela.

Y mi sangre tiembla, me punzan entrañas.

Es tiempo  de ver el arado, en tus manos buenas.

Porqué no se miran y, verán a cierta cierta,

que todo el ropaje ufanos ostentan,

alegantes señores,  carentes de ideas,

proviene de mi, de la madre tierra.

Soy fuente de Vida, más sola me aterra,

necesito tus manos heladas y tiernas.

Dile a los necios que llevan las riendas,

que pongan el alma, no exiguas promesas.

Y vuelve a mi lado, anhelo,  tu presencia,

labriego del alba, cazador de estrellas.

Estoy pronta a parir, no permítas que muera.

Habito en el campo…soy la MADRE TIERRA…

Mari Carmen

 

Es un sitio dónde el campo se pierde en el límite del horizonte, un País

rico en los frutos de su tierra.

Hoy, se divide entre la terquedad y la desazón,

 y llora la tierra, pues le

duele ver a sus hijos divididos y disgustados.

Dios, les ilumine para un pronta solución, justa,

con los bienes bien repartidos, para que gocen alas

las manos  humildes de quienes la acarician, dando vida a sus surcos…

¡VAMOS ARGENTINA!

Mari Carmen