Simplemente, vuelo del alma…

Archivo para agosto, 2010

tirita mi alma *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

tirita mi alma

Mira sus alas a espalda de su alma.
Contempla mariposas heridas
quebradas en su rumbo,
las mismas que aleteaban erguidas
aguardando ese instante supremo
en que el destino emprende el camino.
Miró sus pupilas vencidas,
brillo de alboradas ausentes,
y nuevas huellas en su rostro,
es implacable el tiempo
cuando lo avasalla la tristeza.
No pudo negar una insaciable
sensación de vacío,
el mismo, quizá, que siente la playa
cuando la bajamar la despoja
del murmullo del océano.
Con hondo suspiro de luces, de años,
tornó a mirar sus sueños transparentes,
y pudo por esa constante
de dibujar delirios
divisar su anhelo cumplido.
Y dicen que una estrella errante,
sin alas, reparte ternuras despabilando al amor,
a sabiendas de la perennidad

                                       de los milagros

María del Carmen Menéndez García

Anuncios

VITAMINA de los días *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


VITAMINA de los días
Es su fuente, sumerge su alma
en cada espacio latente,
se envuelve en destellos de palabras,
al escuchar su reír renace,
al beber su vitamina
se agiganta, y vuela, y no llega,
y le pregunta al principio
que vale más, si la espera
o la esperanza, dos misterios,
no lo sabe, se aferra con avaricia
sencilla a un sueño,
inconcreto, tenaz, alucinado.
Quizá el destino le ilumine,
no lo sabe, solo siente regocijo
de nutrirse de albores.
Son sus brazos alas al acecho,
despegan a quimera,
en vuelo eterno, necio.
Quizá un día, no muy lejos,
en un sitio impreciso,
se concrete el encuentro
de la dulce vitamina…
con abrazos que giran en el tiempo.
Sólo sabe, que es Dios
el artífice de arcanos,
y sumisa se deja llevar por su mano.

María del Carmen Menéndez García