Simplemente, vuelo del alma…

Archivo para abril, 2010

ocres de otoño *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

ocres de otoño

Ven, la tarde invita…
nos acompaña
la tenue calma…
entre hojarascas
tejiendo brisas.
Ven, daré un paso…
y, si me detengo
por esas cosas…
mirando el cielo,
siento a mi lado
tibio respiro.
Ven, no te distraigas,
sé que es hermoso
brillo de un cosmos
lejano y pleno.
Ven, si ves mi llanto,
son sólo perlas
perdiendo el rumbo
de mis pupilas.
Ven, toma mi mano,
es éste frío,
es éste miedo,
son los otoños
tachando tiempo…
Ven, la vida invita…
es que la magia
no tiene prisa,
aún a sabiendas
que son los ocres…
quienes marchitan…

María del Carmen Menénde García

Anuncios

ESTOY ENAMORADA DE TI, SEÑOR *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

ESTOY ENAMORADA DE TI, SEÑOR

Me siento enamorada de tu Amor.

La entrega de tu ser para salvarnos

el peso del madero que te agobia

te hieren y blasfeman a tu paso.

Quisiera que mis lágrimas

besaran tu rostro tan amado.

Eres mi sentido de oración,

en perlas que acarician a mis manos,

tu madre es mi sostén, en mi calvario,

y humilde me guía hacia tus brazos,

y aquieto mi dulce Nazareno, éste dolor,

y en tu Resurrección, renazco.

De María nuestra Madre, Buen Jesús,

aprendo la humildad en su regazo,

y sé que sin Ti, ya nada soy,

ansío elevarme en vehemente fe,

a tu encuentro en la paz del cielo,

y hallar por fin el remanso en Tú abrazo.

 

Maria del carmen Menéndez Garcia

 

 

 


APRENDE A AMAR *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

Pintor: Fabian Perez
APRENDE A AMAR

Constante ganador, en cosas del amor.
Pero un día el destino traspaso
y domesticó a tu corazón.
Acudiste a la cita…
prolijo, perfecto, con tu mejor sonrisa
si vieras tus pupilas
de brillo ardiente, enamoradas, sumisas.
Mirabas el reloj, entre el humo
envolvente de un cigarro,
te acarició la luna, en una noche pura,
pureza a tus años, galán del desamor.
Quizá por tu inconstancia, tu fama…
temió en acudir…
y una estrella vio, un brillo extraño,
tú primera lágrima, sintiendo ese dolor…
y un rayito de luz, tu lágrima enjugo.
Te alejabas aterido y una rosa
marchitaba en tus manos;
no permitas que sus pétalos
malgasten su perfume,
ve…y pídele… un perdón…
y entrégale tan bella e insuperable flor…

Maricarmen Menéndez García

Pintor: Fabián Perez