Simplemente, vuelo del alma…

Archivo para marzo, 2010

SIMPLE *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

    SIMPLE…

    No sé si es caricia o castigo,
    si es llanto del cielo
    si es el gris tras un azul,
    o si son mis pupilas errantes.
    Sólo sé que la lluvia,
    no permite, pues empaña
    la luz de mi ventana,
    y atónita mi alma,
    no percibe el mensaje…
    Dime amor..
    ¿Son lágrimas confusas de un cosmos
    o es…, qué lloras tú?.

    Maricarmen MenéndezGarcía</strong>

Anuncios

CITA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***



Cita

Conversa con la noche,
la clara oscuridad es confidente,
todo lo sabe,
lo admite, comprensiva
sabe la noche,
de mil historias perdidas.
Cuando las luces se apagan
y solo estrellas iluminan,
cuando se entrega a los sueños
y continúa despierta… dormida,
comienza así su coloquio
en una cita repetida,
pues escucha y calla,
y es respetuoso silencio,
y le hace ver sus errores
modificando su día.
Noche vestida de lunas,
de guiños que al alba habita,
de preces que el cielo invita,
de paz en un vuelo… perdida.
Conversa con la noche…
y comienza un tiempo sin prisa…
lo encara con esperanza,
agradecida a la Vida,
sabe que su destino, es amar
en demasía…

Maricarmen Menéndez García


AMANECER *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

AMANECER

A la hora exacta, límite mar y cielo.
Despuntabas gallardo, altanero
vibrante, dorado, acariciante
milagro de un cosmos que venero.
Miré el verde en su asombro
reflejo de las olas en sus ojos,
y la cálida ternura ante tu figura;
y besabas la arena a tu antojo,
y brincaba Luciana, embelezada,
al verte emerger al alba de sus sueños.
Amanecer… aguardando tu llegada
soberano de la constelación,
las nubes dieron marco a tu imagen,
y pupilas verde-mar emocionadas,
rodearon en tus rayos un abrazo,
y diste tu energía a una hermosa flor.
Solitaria playa, espera y encuentro
en la luz del alma, soberano Sol.

A LUCIANA – MI NIETA

Maricarmen Menéndez García


ES TIEMPO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


ES TIEMPO…
A veces quisiera…quitar
exceso de quimera a mi alma.
A dar por entendido lo sabido,
a irrumpir en parquedad,
a colocar distancia a lo querido.
A poner coraza a los sentidos,
a menos amar, a no observar,
a no sufrir, ante el dolor injusto,
sin ser refugio, sin ser su abrigo.
A veces quisiera…no mirar a lo alto,
allí todo parece ser sublime,
y luego al descender erróneamente,
es sólo un espejismo de la mente.
A veces quisiera…diferenciar colores,
veo blancos, en ocres y grises,
y la realidad confunde
en agridulces matices.
Pero es tiempo… amor…
de dejar la desazón a la deriva,
y así continuar con mi manía…
de ir quitándole a las rosas sus espinas…
Y enséñame…pues es, tan sólo a veces…
que declino, y luego avanzo y me animo…
y aún a riesgo de sensiblería…
a ser así…veleta hacia un Norte…
habitante de nubes,
soñadora de estrellas,
asidua a un planeta irreal,
¡enséñame…a no cambiar!…
no ves, que mis sienes
de alba se visten, cansadas, felices,
en ingenuo final…

Maricarmen Menéndez García