Simplemente, vuelo del alma…

Archivo para septiembre, 2009

TE QUIEROS *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

TE QUIEROSTE QUIEROS

 No se ya el paradero

de todos mis te quiero.

Si los ha llevado el viento

al desperezar tu sueño…

si el tiempo, incomprensivo,

al ver tal insistencia

en madrigales sin sustento,

desperdigo palabras

en partículas, de amores tiernos.

Colocaré pancartas

allí en firme cielo,

y algunas olvidadas

aquí, a ras del suelo,

dirán en su misiva:

-es qué no ves las sílabas

del alma, surcando los silencios,

-es que no levantas tu mirada,

y ves las filigranas

en nubes que empecinan

dibujarte, mis te quiero,

o es que es tanta mi dulzura

que empalaga, y no la siento,

o es una humorada

que causa desconcierto;

colocarle alas a níveo sentimiento.

Si alguien los divisa…

Por Dios, hoy te lo ruego,

dime tú su paradero…

 Maricarmen

 26.09.09

 

 

Anuncios

CARICIAS DEL ALMA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

caricias del alma

CARICIAS DEL ALMA

Has besado a mi alma,
y no lo has notado.
Pasaste a mi lado,
tomaste mi mano
y besas mi alma.
Siempre, te intento…
y es tal mi armonía
qué olvido las notas
y van sentimientos
al compás del viento.
Eres complemento
del vivir latente,
eres algo ausente
que llevo muy dentro,
en mis pensamientos,
en éste alocado
decir cuánto siento.
Y besas…mi alma…
con ritmo, a destiempo…
tu nombre es poesía…
perdón, yo te ruego,
por llevar tú nombre
clavado en el pecho.

Maricarmen


POR LAS RAMAS *** ´LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

Por las ramas...

POR LAS RAMAS…

No quiero rosas blancas
ni pétalos perfumados
rondando por mi mente.
Ya no quiero, ver los brotes
sin espinas, ni coherencia,
ni mis manos con su cuenco
ofreciendo pobre esencia,
ya no quiero mis palabras,
sordas, grises y huecas,
ni rozar en mis mañanas
todo aquello que te acerca,
¡no ves qué poco he podido!
con mis locuras inciertas.
Rosas blancas, ya no quiero,
voy a dibujarte estrellas,
voy a quitar las raíces
que llegan con las mareas,
voy a pedirle a tú alma
que tu dolor me transfiera,
voy a inventar mis silencios
para acallar mi tristeza,
ya no quiero nada, nada,
si tu templanza se quiebra.
Para que sirven los sueños,
si hasta las rosas…se secan…

Maricarmen