Simplemente, vuelo del alma…

ANGUSTIA

Ausente *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

Ausente

A veces… Dios es testigo,

nublo mi mente de olvido,

crispo mis manos en ruego

quemo a mi alma

en su abismo, y al alba

resplandece…, a veces…

tan sólo así, navego

en el hueco de tus brazos

y hallo paz, silencio,

y ante ti muero ausente.

A veces, creo que vivo…

vaya efímero lazo…

si voy muriendo de a poco

en cada eslabón que quiebra

el retal de mi desierto.

Y así, se acalla el tiempo

implacable y lastimero,

que por decir, que te quiero,

a ciegas me va matando…

y más luz en terquedad ofrece…

© María del Carmen Menéndez García


MILAGRO COTIDIANO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

 

MILAGRO COTIDIANO

Morir de a poco, de eso se trata el vivir.

Amar dándolo todo. ¿Qué es dar?

¿Entregar los sentimientos, los sueños,

renunciar,  horas plagadas  de amor,

cuidados, callar, gozar, penar,

tocar el cielo con el alma, descender,

y comprender la nada y ser.

Pensar en lo coherente

rayano con sutil locura, viviendo…

Abrazar afectos, poseer silencios,

contrasentidos sin sentido,

reír exultante, de rodillas llorar,

enlazar  el  ayer, el hoy, el mañana, el fin?…

Morir de a poco y agradecer a Dios

                                         el prodigio de vivir

 

María del Carmen  Menéndez García

            © Derechos reservados

 

 

 

 

 


MAREJADA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

    Marejada

    La barca se mece vacía,
    arrecife de sensaciones
    gravitan en su interior.

    Los remos dos brazos,
    sin fuerzas que avanzan
    hacia orillas ilusionadas.

    La barca se mece en un todo
    de aguas profundas y claras,
    y encalla en los recuerdos.

    Rompe la barca cadenas
    y el ancla desliza en la arena
    mixturas latentes y plenas.

    La lágrima rueda a la espera
    de torpe e inútil ceguera,
    que priva a la barca pleamares.

    A modo de remos dos alas,
    se eleva del mar, hacia un cielo…
    y logra su anhelo…, utopía ya no ser…

    María del Carmen Menéndez García


ACANTILADO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


ACANTILADO

Oscuridad, silencio y mis pensamientos.
Divago, confundo, realidad y anhelos,
si hace unas horas que oscile por dentro
el eterno bagaje de soñado encuentro.
Dime penumbra, dime que es verdad
que éste despertar no es efímero sueño,
dime que está luz que renace en mi pecho
al clarear el alba no apagará su destello.
Dime, que a ritmo de arcano y tiempo,
divisaré mi cielo, en el blanco puro,
de blanco sortilegio, de no ser real…
entonces te ruego, déjame en la noche
voraz, en la compañía de mi sentimiento.
Dime, si mis manos son árido espacio
para que germine el fruto más bello,
no sientas piedad, dilo sin recelo
cerraré mis ojos en piadoso reposo
y dejaré a mi alma, libre como el viento.

Maricarmen Menéndez García


INDIFERENCIA DE UN AMOR *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


INDIFERENCIA DE UN AMOR

Pero yo te amo…
Aunque tú me ignores,
y pienses que absurdo
es que pierda el tino,
entregarte el alma
cobijarme en sueños,
soñarte despierta
y, a la luz del alba,
sentir en mi pecho
este amor tan pleno
que lástima y calma.
Pero yo te amo…
que importancia tiene,
el simple detalle
de tu indiferencia,
tu mirar esquivo
tus manos sin nido,
y borrarme en tu huella.
Puede que una noche,
en la luz de plata
de una luna altiva;
comprenda por fin
errante y serena,
que el amarte así
ha sido sin duda
sublime condena.
Pero yo te amo…
más allá de toda
cordura impuesta,
y hasta me conforma
ver en un descuido,
tu mirada azul
en sonrisa ajena.
Amor sin medida.
¡Así yo te amo!…
Asida a tú estrella!

Maricarmen Menéndez García


APRESÚRATE… *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

Apresúrate

Apresúrate amor, que el tiempo es nada, que tus ojos ya no tiene aquel brillo, y los míos son candelas sin destino, apresúrate amor, no ves mis manos ateridas pues no hallan en las tuyas la tibieza acostumbrada, quisiera andar de prisa… es en vano, ya no tienen mis apuros aquel ritmo tan lejano, lentamente tú te acercas con las nieves del invierno, esas huellas en tu rostro cinceladas; es la obra mas perfecta de un escultor cauteloso, apresúrate amor, es solo un tramo y besarás mi rostro, y al entornar los ojos, seremos adolescentes renaciendo sin futuro.

Es la vejez, el presente y nos parece prematura, incontrolables las horas, son los goces, es la lucha, utopía constante, es la vida, todo echo, es el tiempo de recreos, volver a observar las estrellas, el milagro del firmamento, ver si sonríe la luna, es el instante amor, apresúrate que ya es tiempo…el Sol nos brinda su fulgor en el alma. Si miramos el ayer, danzaremos entre brumas y nostalgia, apresúrate amor…

Maricarmen


ASÍ TE VEO, POETA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 ROSA GRIS EN ENSUEÑO

ASÍ TE VEO, POETA

(A ti)

 Así te veo…

a través de mi alma.

Absorta en vuelos,

mágicos de creación,

encenderás la lumbre,

de un dulce cigarro,

y se inicia el fulgor.

Y allí la palabra

mecerá su ternura

en vaivenes del humo

y tu inspiración.

Surgirá la imagen…

nutrida de amor

y llevará tu sello

en alas de Dios.

Alzarás la vista

y verás en gris,

una rosa blanca

cuidada para ti.

Así te veo…

en mudo silencio,

sentada muy quieta,

en mi habitación.

 Maricarmen

 02/06/2009 19:51:40

 

 

 


EN POCAS PALABRAS…*** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

quiero soñar

BREVEDAD

En la densa noche,
los pájaros del alma
elevan música,
absortos en melancolía,
el sueño repasa intangible,
y sereno,
pinceladas de vida
en un breve gorjeo.
Y, en el alba azul, diáfana, expectante.
Mí fe renace,
en busca de suave aleteo.

Maricarmen

29.09.2008


LA VILLA BLANCA EN LA COSTA VERDE *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

luarca-de-noche 

LA VILLA BLANCA, DE LA COSTA VERDE

(LUARCA)  ASTURIAS

 

Mi pueblo es una tacita de plata.

Es blanca la Villa,

en sus verdes,

los prados florecen,

el azul en su mar

que se mece,

es azul en su cielo,

y se puede tocar ese azul

elevando los brazos

en un breve intento.

Es encanto, recuerdos,

hasta es llanto

ceñido a anhelos,

es subir una cuesta

y en plegaria

emprender el regreso.

Es coqueto y culto

en su esencia.

Mi pueblo es niñez,

es ocaso soñando el ayer,

es eterna nostalgia,

que se abre

a caminos nuevos…

es raíz que se afinca a lo lejos,

y es por eso,

que si un día voy llegando,

sin equipaje…

bordeando el sendero,

te ruego, tacita de plata,

no me hagas sentir forastera.

Has sido por siempre,

añorado ensueño

clavado en el alma,

lejanía y silencio.

Pues en silencios te llevo.

 Luarca

Maricarmen

 

 

 


NO DUDES***LEJANÍAS SIN DISTANCIA

NO DUDES

 

 

 

NO DUDES

 

Si me amas,

no dudes en decirlo,

será tierno dulzor oírlo,

y si me amas,

abrázame muy fuerte,

hasta ahogar mi llanto,

peregrina lágrima,

que asoma en la nada

casi por encanto,

y si no me amas, no dudes…

calla, que sea el silencio

generosa respuesta,

cerraré el alma,

quedaré muy quieta,

vana nostalgia,

sin una queja,

tomaré tu mano,

y rozaré mi frente,

me sabrá a caricia,

en gesto forzado,

y así retenerte.

Ya poco hace falta,

es un solo un detalle,

saber si me amas…

y el sol del invierno,

entibiará mi miedo,

y tú…amor… sin saberlo…

 

 

Maricarmen

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


TESTIGOS***LEJANÍAS SIN DISTANCIA

TESTIGOS                                                                   FOTO : CECILIA GIORDANI

TESTIGOS

 

 

Mudos testigos de un amor en desvarío.

Solitarios peregrinos en las tardes sin abrigo,

ella ocultaba amarguras, el inventaba ternuras,

se conocieron así, bendecidos por la lluvia,

en un invierno de grises, soledad en compañía,

dos ancianos se decían…con cierta melancolía…

eran momentos casuales, en la hora del arcano.

Ella caminaba lento, el altivo iba a su encuentro,

una tímida sonrisa, una caricia en el viento…

y bajo un frío sol ausente, ella faltó a la cita…

el partió desconsolado, le llevaron su ilusión

de amar y de ser amado, se quebró su corazón.

Mudos testigos fueron, en la plaza de recreos,

verdes en el madero, sonrosados en la pasión,

ocuparán el espacio, otros sueños, otros años,

mas en las tardes de sol, tomaditos de la mano

dicen que, dos ancianos, sueñan un sueño de amor,

ella inventando ternuras, el olvidando el dolor…

Y un sauce apenado, con sus gotas de rocío…

cubre en su cálido manto ,a dos almas y un adiós.

 

 

 

María del Carmen Meénendez García

 

 

 

 

 

 

 ADIOS

 


LEJANÍAS SIN DISTANCIA

UNA BRIZNA DE HIERVA

Una brizna de hierva dijo a una hoja caída de un árbol en otoño:
–¡Cuánto ruido haces al caer! Espantas todos mis sueños de invierno.
La hoja replicó indignada:
–¡Tú, nacida en el bajo y habitante de lo bajo, eres insignificante e incapaz de cantar! ¡Tú no vives en las alturas y no puedes reconocer el sonido de una canción!
La hoja de otoño cayó en tierra, y se durmió.
Y cuando llegó la primavera, despertó nuevamente de su sueño y era brizna de hierva.
Y cuando llegó el otoño, y fue presa de un sueño invernal, flotando en el aire empezaron a caerle las hojas encima. Murmuró para si misma:
–¡Oh, estas hojas de otoño! ¡Hacen tanto ruido! Espantan mis sueños de invierno.

Khalil Gibran

Maricarmen


OLVIDO***LEJANÍAS SIN DISTANCIA

OLVIDO

OLVIDO

No me preguntes. ¿Cómo?

Pudo ser, en una tarde de grises,

aquella tormenta, un verano…

puede qué, en un amanecer,

que tomados de la mano

prometíamos la luna

en la ternura de amarnos,

no me preguntes, acaso

pudo ser esa noche,

de silencios y de ocasos

cuando miraba tus ojos

y, por el cansancio vedados

a navegar en los míos,

un mar de tristeza y llanto.

No me preguntes, ¿Cómo?,

es que todo es impreciso,

y el tiempo tan limitado,

que detenerse en el tiempo

le agrega fríos repasos,

y el dolor ya cala hondo

en el misterio de amarnos.

Y ya no sé… no me preguntes.

¡Cómo, amor… pude olvidar

si te amo!.

 

Maricarmen

 

04/12/2008

 

 

 

 

 

 

 


OASIS *** LEJANIAS SIN DISTANCIA

OASIS

 

 

 

 

OASIS

 

 

 

Te amo, porque si, porque te amo…

Contigo navegué en un desierto…

aprendí de las estrellas su lenguaje

y el cielo era un manto, por amarte.

Constelación de nítida armonía,

fue mi guía en dulce travesía,

te amo, en la alegría que ilumina

y más te amo todavía, al sufrir

tu pálida tristeza, anhelo sea mía.

Camine descalza por la arena,

y el calor del sol sentí agobiante,

aprendí a conversar con las estrellas,

y la luna se ocultaba, inconstante,

y no pude divisar entre las dunas

oasis que embriagara mi condena.

Sólo éste amor, y el desierto del silencio,

y ver como se desliza en arenisca

por mis venas, queriendo ser mi sangre.

Te amo, porque si, porque te amo…

 

Mari Carmen

 

febrero de 2009

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


DESVELO*** LEJANÍAS SIN DISTANCIAS

La noche esconde su maravilloso misterio:LA NOCHE Y MIS SUEÑOS. quisiera compartir este texto…

LA NOCHE  Y YO

Soy como tú, oh, Noche: oscuro y desnudo. Sigo por el camino en llamas qué está sobre mis sueños, y cada vez que mi pie toca la tierra, brota allí un roble gigantesco.

     _ No, tú no eres como yo, oh, Loco, porque aún miras hacia atras para medir  la huella que dejaste en la arena.

    _Soy como tú, oh, Noche, silencioso y profundo. Y en el corazón de mi soledad hay una diosa que está dando a luz un hijo, y en él se tocan el Cielo y el Infierno.

    _No, tú no eres como yo, oh, Loco, porque aún te estremeces ante ante el dolor, y la canción del abismo se espanta.

   _Soy como tú, oh, Noche: salvaje y terrible, porque mis oidos están llenos de los gritos  de naciones conquistadass y de suspiros de tierras olvidadas.

   _No, tú no eres como yo, oh, Loco, porque aún tomas a tu pequeño yo por compañero y no logras ser amigo de tu Yo gigantesco.

   _Soy como tú, oh, Noche: cruel y terrible; porque mi pecho está iluminado por navíos en llamas, y mis labios están humedos con la sangre de guerreros asesinados.

  _No, tú no eres como yo, oh, Loco, porque aún tienes deseo de tu alma gemela, y no te has convertido en la única ley para ti mismo.

  _Soy como tú, oh Noche: jovial y alegre; porque aquel que duerme bajo mi sombra está borracho con vino virgen, y aquella que me sigue peca alegremente.

  _No, tú no eres como yo, oh, Loco, porque tu alma está envuelta en el velo de los siete dobleces, y no llevas tu corazón sujeto en tu mano.

  _Soy como tú, oh, Noche: paciente y apasionado; porque en mi pecho están sepultados mil amantes muertos en mortajas de besos marchitos.

  _¡Eres, oh, Loco, de verdad como yo? ¿Eres como yo? ¿Puedes cabalgar en la tempestad como si fuera un corcel y empuñar como espada el relámpago?

   _Como tú, oh, Noche, como tú, soy alto y poderoso. Y mi trono está edificado sobre montones de dioses caídos, y ante mí también pasan los días para besar el borde de mi vestido, pero jamás para mirarme a la cara.

   _¿Eres como yo, hijo de mi más oscuro corazón? ¿Y piensas mis pensamientos indómitos y hablas mi cósmico lenguaje?

   _Sí, somos gemelos, oh, Noche, porque tú revelas el espacio y yo revelo mi alma.

EL LOCO

Gibran Khail Gibran

Maricarmen

16-01-2009


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.