Simplemente, vuelo del alma…

Archivo de Autor

Melodía de un recuerdo *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

melodía de un recuerdo

Las hojas entonan su melodía.

Se filtra de sus ramas

por la ventana del silencio,

las escolta el viento,

y abrasa el calor entre sus manos,

manos de un viento agobiado

de cruzar océanos

en un laberinto sin puerto.

Dicen que estás lejos,

junto al chasquido de las olas

al galopar los recuerdos,

dicen que no eres tu

quién se acopla a su vértice

y, te conviertes en apacible

amanecer entre mis sueños.

Hasta dicen, que es locura

oírte en la voz del tiempo,

cuando susurra en el alma

sus horas de dulce ensueño.

Que no habla el tiempo,

dicen, es que no ven sus huellas,

o, es que no quieren verlo

en manantial de palabras

que se escurre entre los dedos.

El viento extiende sus brazos

que me envuelven desde lejos

entrelazando suspiros,

acortando minuteros.

Las hojas siguen danzando

y, un amor se mece por dentro.

© María del Carmen Menéndez García


intitulo *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

intitulo

Cuando se avecine

el viaje impuesto,

uno de estos días,

llevaré lo puesto

en mi vestidura

y, en el alma todo…

cargará un tesoro

amado y eterno.

Iré hacia el jardín

un tanto distraída

recogiendo aromas

en rosas florecidas,

y de una blanca,

muy blanca, muy pura,

quitaré sus pétalos

así me acompañen

en la travesía.

Llegaré a destino,

uno de estos días,

cumplido el camino

llevando el amor,

ya que amor, es vida,

y la dicha, el encanto,

hasta el tierno llanto

que por amar vibro

y, ese dolor

que causo una herida.

Y seguramente

Dios, de su mano

guiará los pasos

que lentos me acerquen

hasta el hospedaje

de su cielo azul.

Dicen, los que saben,

que luego una estrella

llevará mi nombre,

y será quien ilumine

tus sueños de luz

en incesante…, ternura;

si algo no cambia

es esa esencia,

allí, en las alturas.

Será…, cuando se avecine

uno de estos días…

© María del Carmen Menéndez García


ver sin ver *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

ver sin ver

Uno de estos días
sin que tu lo notes,
voy a naufragar
en tu mirada,
y sé, voy a hundirme
en locos braceos
a azules confines.

Uno de estos días,
surcaran mis manos
el contorno exacto
de tu corazón,
y un suave latido
será tu respuesta
a mi necio dolor.

Uno de estos días,
voy a ser tu sombra,
y seré quien te nombre
entre los silencios,
y quite los espinos
cuando tu camines
a orillas de la desazón.

Uno de estos días,
cuando tu, lo notes,
voy a ser pasado,
un nunca, sin después,
y serás tú, en tu vida,
una dulce herida
fruto del amor…,
que no has sabido ver

©María del Carmen Menéndez García


EFÍMERAS GOTAS DE TIEMPO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

EFÍMERAS GOTAS DE TIEMPO

Causa un extraño arrullo

el sonido de la lluvia

que desliza su tristeza

sobre el opaco vidrio

de la antigua ventana.

Se asoman detrás del todo,

miradas vigilantes

ansiosas de ver

el vacío que pretende el ayer,

cuando el hoy

parecía un pasaje inalcanzable.

Por esa melancolía

de la tarde, en tardanza

en comprender

lo palpable, sin cavilar un instante,

siendo todo tan claro,

que el simple vapor de un suspiro

rozando, la antigua ventana,

es suave reflejo,

para esculpir el alma.

Y las diminutas gotas

dejan perlas sobre

pétalos de nostalgia,

y el sueño parece irreal, por ser real,

por ser invisible habitante

en cada arista.

Es entornar la mirilla,

y en el constante goteo

de la lluvia alucinada,

es sentir a la vida, que se deja ir,

             complacida con su travesía …

 

María del Carmen Menéndez García

 

 

 


Gotas de lluvia en su mirar *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

Gotas de lluvia en el mirar.

 

Y allí está, en su fuente,

la misma de ayer,

del hoy, quizá por siempre.

A veces se asoma

en su soledad,

y dice, es la lluvia

que invita, a ser confundida

por una perla en sus pupilas.

Irrumpe los silencios,

se muestra tímidamente,

sutil, o insolente.

Deja su huella en su humedad,

y al sol le ruega, de suave brillo

en tornasol, y que no note,

que no la vean, rodar serena,

en esa réplica del sinsabor.

Es una lágrima en carrusel,

es de alegría,

es por dolor, poco se sabe

de los recodos del corazón…

el sensiblero que le acompaña,

que la sostiene, aunque le pese,

la suave carga que le acaricia.

                                  Y allí está, en su humildad…

María del Carmen Menéndez García

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


(A UN SOÑADOR) *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

(A un soñador) 

Dejo aquel amor a la orilla,

en una playa desierta del corazón,

a resguardo  de ariscos vendavales.

Era el amor muy cuidado

a prueba de los olvidos,                         

y un día naufragando

hacia esa orilla…

quiso rescatarle  de las olas,

y lo hacían en su espuma

hasta hundirle en la espesura

de mareas sin sosiego.

Lo sintió un amor ajeno,

y su corazón moría

en tan amarga verdad,

y ronda la soledad,

y en las arterias, necias,

es inefable caudal.

Sentía ser amo del amor,

cuando remaba en su reino,

y es soñador eterno

en busca del amor aquel,

maravillado vergel,

que descuidó en su momento.

Hoy galopa a la deriva,

y sueña anclar en su buen puerto,

ya más sensato por dentro…

con el corazón templado

amuralla sentimientos

a prueba del desamor,

y así quedar para siempre

            en los brazos…, de aquel amor…

 

María del Carmen Menéndez García

 

 

 


NOSTALGICA………..MENTE *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


 

 

NOSTALGICA…       MENTE

 

Mis escritos denotan tristeza,

desesperanza, dices,

y no encuentro la formula                                                                                                  

para pintar de colores

los grises, quizá, por mi franqueza.

Quién posee la magia                                                                                                          

de fingir, o acaso sea la indolencia.

Es esta manía de ser auténtica

que acerca insolente

las letanías en mi torpeza.

Quizá, al alba anhele

borrar de un suspiro

este absurdo  latido                                                                           

y, veas en mis letras, la utopía,

un desierto plagado de armonía,

y aceptes el absurdo,

vorágine de palabras,

expresando inciertas,

por el mero hecho, de anclar

              en tu pecho, y no ser cansancio…

 

María del Carmen Menéndez García

 

 

 

 


SENTIRES *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

 

SENTIRES

Siento lazos invisibles, son blancos,
blancura que se asoma tras el gris
cuando el dolor destiñe cauto
en sueño de añiles… girando.
Siento hilos de seda…rozando,
y a veces mis sentidos bucean
el suave sendero… surcando
el límite exacto del alma…en abrazo.
Y así va la vida, viviendo en sus vueltas
de emociones, sentimientos sueltos,
sustento que alimenta espacios.
Y a veces siento, que lo tengo todo,
nada, desdigo, repito, sí, todo lo tengo,
y tenaces lágrimas dicen
que es fugaz ensueño.

©María del Carmen Menéndez García

2005


TORBELLINO DE UN CORAZÓN *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

TORBELLINO DE UN CORAZÓN

Eres alocado torbellino de olas en rompiente.

Te alejas de la orilla indolente…

y te devuelve la creciente prontamente

a tu arcilla de sueños cotidianos.

Dibujas en la arena invisibles

arabescos infundados.

Ilusiones que te tienen ya perplejo,

en tosca marejada te han deshecho

los castillos que tu mente ha forjado.

Eres dulce, ingenuo, señor de imposibles

no sabes acatar las realidades

idealista el alma…, rebosas de ansiedades

en pródigo mundo, trivial y desconfiado.

Y pretendes remar contra la corriente,

desnudo el corazón… no tiene caso…

por sus aguas navegas cauteloso

sobre oleaje de mar embravecido.

Timonel sin puerto, sin destino…

por noble… las olas te han herido

María del Carmen Menéndez García

04/01/2008

 

 

 

 


PARA LUCIANA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


ESCRIBIENDO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

ESCRIBIENDO

Se mira al espejo, cansada,

un rostro con huellas del alma

no puede esquivar la tristeza

y da vuelta la cara, imprecisa,

baja la vista, un lápiz azul,

una blanca hoja la invita

y deja sus cuitas tendidas.

 

Pretende disfrazar el grotesco

palabras, se dice, palabras,

pretende salir de su encierro

se ahoga, se muere por dentro,

mas debe seguir las pamplinas

ganar la batalla al hartazgo,

aguardar el final de las horas,

ideando, creando en el llano.

 

La noche juiciosa la aguarda

se sabe su fiel compañera,

en tiempo de lunas y estrella

desvelando sílabas sin métrica.

El alba la encuentra despierta,

una tierna imagen ya duerme por ella,

bosquejos internos escribe, escribiendo…

María del Carmen Menéndez García

 

 

 

 


DÍA DEL AMIGO: EN ELLA, A LA AMISTAD *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA***

“DÍA DEL AMIGO: EN ELLA, A LA  AMISTAD”

Es sabiduría, ternura, tesón, vive e irradia fe, es cántaro, suelo semilla, fruto cosecha. Es la mano que se extiende sin medir distancias, la palabra justa, es silencio y canto. A veces es lágrima, otras risas, torrente, dónde el beber alimenta al alma. Es abrazo, es tiempo, es rezo, regazo, y cuando es necesario es también suave regaño.

El sol es su aliado, y dejan a su paso calidez que abraza. También es palabra, e las maravillas de su creación, al leer en puntillas la música de un Universo que eleva.

Es mujer, madre, esposa, amiga hermana del corazón, es temperamento, rectitud, ductilidad, mesura, paciencia, brisa y torbellino. Escatima tiempo, lo valora, lo acompaña, lo disfruta y se apresura para darle alcance y concluir tareas, es su amigo el tiempo, mi tirano amigo. Canta, entona alguna melodía y los ángeles se asoman a compartir su luz, destellos que unen.

Está aquí en cada espacio que me acompaña, en la distancia, que no es tal, es sólo un vuelo que el alma emprende cada alborada. Se parece tanto a ELLA, AMOR Y FE, su emblema.

Interminables etc. etc. etc. Por todo esto, simplemente me siento bendecida por Dios, por el tesoro de su amistad, gracias, querida amiga Emma!

María del Carmen Menéndez García

• 20 de julio de un 2011, en Buenos Aires.


ESPACIO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

ESPACIO

 

En el espacio gris de los recuerdos

la mente en devaneo se debate

confunde los azules que relucen,

en triste noche, carente de ropaje.

Quizá abatida por constante

pesadumbre, solitaria y triste

la luna yace, sobre escombros

de sueños que diluyen

la eterna sensatez de los que saben.

En el espacio gris de amado cielo,

quisiera transitar sin mi equipaje

compuesto de anhelos que no fueron

en este mundo ciego, irrealizables.

Y llevar sólo cuanto quiero…

 

María del Carmen Menéndez García

 2008

 


Sentimiento rebelde *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

Sentimiento rebelde

Quisiera amordazarle, acorralarlo,
hundirle en un mutismo implacable.
Sus alas susurran al destino
no cesa en intentos agobiantes.
Aguarda anhelante los minutos
se deja llevar por su impaciencia
no entiende, que todo exceso, aburre,
no entiende que confundan su entrega
con toques posesivos o avaricia…
al acaparar sonidos melodiosos,
dulce esbozo de un concierto en lejanía.

Es más fuerte el sentimiento
que los cánones impuestos en cordura.
respetar los tiempos…extraña paradoja,
si es el tiempo, impávido carcelero.
Quisiera, es un deseo, no es posible,
y luego entre luces y grises sombras
el eco de su alma, en su interior,
será diáfano susurro en la nada.
Más en los segundos que deslíen calmos
ansiedad por la fuente que atesora
las nieves de la aurora en su regazo
son su luz.

María del Carmen Menéndez García


SI DEBO DECIRTE ADIÓS *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

Si debo decirte adiós…

Si siento, que vas a recordarme

con una sonrisa ante mis locuras,

aquel parloteo para retener la brisa

de tu presencia aquí y a lo lejos.

Si dices, en total acuerdo

con los sentimientos,

que vas a recordarmecon alegría,

aguardando acordes que dan las palabras

tejiendo ternuras, y así detener tiempos.

Si sé que disculpas mis eternos vuelos,

ya ves, anclada a este suelo fueron…, los años,

es que no pude, no supe,

y siempre fui llegando…

Quisiera saberlo… y no sufriría…

la absurda, coherente, noticia que da la Vida

Y desde una estrella extenderé mis manos                           

para ser abrigo en inalterable afecto.

Cuidaré tus pasos, seré arrullo…

con la diferencia que seré silencio,

                                        en eterno lenguaje de almas…

©María del Carmen Menéndez García

02/07/2011


MANOJO DE SOL *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

MANOJO DE SOL

Voy a estar allí, dónde tú estés.

En el exilio, remanso de las horas

bajo el sol templando los segundos,

en las páginas, las letras, el murmullo

del viento acariciando tu ventana,

en la quietud reverente del encuentro

acariciando perlas de interno sentimiento

en la casa de Dios, al atardecer…

Voy a estar allí, donde tú estés,

y no has de notar mi presencia,

seré quién en silencio acompañe

tu tiempo, quién se tome de tu brazo

para descender la cuesta

hacia el arrullo del mar y ser sal

en una lágrima perdida en la arena.

No seré agobio, ni una sombra,

voy a estar, en este intenso apego

que te nombra, y parta hacia tu luz.

 

María del Carmen Menéndez García

  

 

 

 


Ausente *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

Ausente

A veces… Dios es testigo,

nublo mi mente de olvido,

crispo mis manos en ruego

quemo a mi alma

en su abismo, y al alba

resplandece…, a veces…

tan sólo así, navego

en el hueco de tus brazos

y hallo paz, silencio,

y ante ti muero ausente.

A veces, creo que vivo…

vaya efímero lazo…

si voy muriendo de a poco

en cada eslabón que quiebra

el retal de mi desierto.

Y así, se acalla el tiempo

implacable y lastimero,

que por decir, que te quiero,

a ciegas me va matando…

y más luz en terquedad ofrece…

© María del Carmen Menéndez García


GOLONDRINAS *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


GOLONDRINAS

En la hora exacta, así, día tras día…

En hojas pintadas por suave apatía

llenaba vacío en distancias…

trepada a una nube hecha de nostalgia,

volaba, volaba…afirmada a su esperanza,

y colocaba alas a un parco viajero

que no despegaba sus sueños del suelo,

mirando a lo alto, y a la hora exacta…

 

Surcaba su mundo en ruta de sueños,

plateado, gigante, corazón de acero…

era mensajero de sus sentimientos

era quién fijaba abrazos al viento.

 

Entornó su mirada arrobada

y contempló en embeleso,

la imagen que ofrecía el cielo,

su anhelo, mágica bandada

impulsando el vuelo, y de sus pupilas,

una perla tibia humedeció su mejilla,

lágrima perdida en irrealidades.

 

Era su manía, su sentir, su vida…

era su milagro vestido de azul,

ver las golondrinas en alas del alma,

llevarle extasiada…, a la hora exacta…

 

María del Carmen Menéndez García


MILAGRO COTIDIANO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

 

MILAGRO COTIDIANO

Morir de a poco, de eso se trata el vivir.

Amar dándolo todo. ¿Qué es dar?

¿Entregar los sentimientos, los sueños,

renunciar,  horas plagadas  de amor,

cuidados, callar, gozar, penar,

tocar el cielo con el alma, descender,

y comprender la nada y ser.

Pensar en lo coherente

rayano con sutil locura, viviendo…

Abrazar afectos, poseer silencios,

contrasentidos sin sentido,

reír exultante, de rodillas llorar,

enlazar  el  ayer, el hoy, el mañana, el fin?…

Morir de a poco y agradecer a Dios

                                         el prodigio de vivir

 

María del Carmen  Menéndez García

            © Derechos reservados

 

 

 

 

 


DULCE ENCANTO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

Dulce encanto

Dices lo imposible de este amor.
Acaso es posible vivir sin aire
sin agua que apague la sed
sin luz en el alma divisar el sol,
respirar y ahogarse, llorar sin lágrimas,
sin reguero de sangre
en frías arterias despertar al alba.

Me dices lo imposible de este amor,
y perdura en el tiempo
más allá de la nada, es silencio, es grito,
es herida, es nostalgia, es fulgor.
Tiene notas de melodías blancas
es marejada, calma, presente, olvido,
lo parió el tiempo, magistral maestro,
lo bendijo el cielo, y lo apaña el destino.

Y repites, no es posible,
vaya ironía, acaso creer en el amor,
es ya, una mueca hueca y vacía.
Pequeño gigante, traspaso confines
y aun así, insistes que es…, amor imposible

© María del Carmen Menéndez García

Pintor: Fabían Pérez


NO MALGASTES EL AMOR *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


No malgastes el amor ∞

No malgastes el amor.
Entrégalo con certeza
cuando notes en vaivén
sentimiento compartido,
más, es tan abstracto el sentido
de saber a quién amar
con la certeza exacta
de ser bien correspondidos.

Lanzas al viento, te quiero,
porque lo sientes, lo vives
no escatimas, no lo mides,
eres pétalo perdido
desprendido de su flor,
y no siempre
es comprendido
tanto derroche de amor.

No malgastes en reproches
hacia tu modo de actuar,
déjate así llevar…
que no pecas por exceso,
puede que a un frío pecho
tu calor pueda entibiar.
No malgastes el amor,
qué él renazca en tu interior…
hasta tú último suspiro…

© María del Carmen Menéndez García


al amor *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

al amor

Te dirán los silencios, te quiero,
las palabras aladas, te quiero.
Te dirá el viento, te quiero,
mis manos cántaro seco
te dirán, te quiero, y saciarán su sed.

El frío invierno acurrucará mi ensueño
a orilla de traslucido regazo,
y partirán te quiero en helada brisa,
desleída el alma a tu calor cercano.

Y cuando estalle la primavera
y puedan parir la flores,
el aire en su perfume de ti,
impregnará de savia a mi sangre.

No importan ya cuantos, ni como,
ni el modo, ni el grito, ni el llanto,
nada importa, si uno, tan sólo, uno…
halló amparo en tú corazón…
¡Te quiero!, te dirán mis felices lágrimas…

Lágrimas huérfanas de amor,
si me ternura es la nada,
en tus brazos…

© María del Carmen Menéndez García


DÍA DE LA MUJER *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

Día de la Mujer

Es Mujer con mayúscula, dueña de los talentos, sabiduría.
Cuando ella sonríe estalla el universo, y en su tristeza,
enmudecen las estrellas.
Cuando ella mira, ternura pura son sus pupilas, acarician,
ella se refleja en ELLA y la humildad se funde en una sola.
A su paso, esparce aromas de armonía,
y en su siembra germina el amor.
Es mujer, esposa, madre, abuela, es amiga.
Cuando lágrimas asoman, y ruedan por sus mejillas,
Dios las recoge, perlas de agua bendita en manos del Creador.
Y sus manos, sus manos, fuente clara que alimenta el corazón.
No es un día, lo son todos en la vida,
es mi amiga y no es una utopía.
Es mujer, es poesía, cada día es mi luz…

Maricarmen


ABIERTO AL SOL *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

     

    ABIERTO AL SOL

    Es un amor intenso, nació excelso,
    fue pariendo días alucinados,
    queriendo sus perfumes
    a veces evaporados por la distancia.
    Fue entrega, dirían los expertos
    casi locura, no segó ni un instante,
    ha sido plegaria, ruego,
    enfado, si, enfado, por ser un tanto
    atropellado, expresión pura,
    excedida en ternura.
    Es amor, de aquellos, imperdurable,
    Dios, le ha generado
    hasta el más mínimo detalle,
    por eso no tiene enmienda,
    es un amor, de adentro
    que va creciendo en ciegas lunas.
    Es el verbo indisciplinado
    con que se conjuga
    amar…, muriendo…

    ©María del Carmen Menéndez García

    03/03/2011 10:29 p.m.


Soledad *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

Afirmó en su mente realidad y utopías.

Creía, ver en sus manos estrellas que reían.

Alterando el orden de lo coherente,

coherencia que hace tiempo ya, no concebía.

Creía, ver en sus manos rosas,

enlazando perfumes de azucenas,

impregnado de  tristezas.

Su espacio habitual, una nube,

quizá por simbiosis de grises

inalterables al tiempo.

Jardín de otoños perfilados por inviernos.

Al contemplar el presente

delirio de un futuro, que agoniza,

sabía lo limitado del hilo que sostiene.

Más, aun, ciegamente creía,

ver en sus manos estrellas que reían…

© María del Carmen Menéndez García

  marzo de 2011

 


BRISAS *** MARCARMI *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

 

 

BRISAS

 

Pretende el timonel a su regreso… llevar la barca a su antojo, coloca la brújula a su rumbo y marcha a sus aguas, viento en popa.

La barca sosegada en la orilla, con el espíritu pleno de armonía, encalla tras largas marejadas entre carales en serena playa,aguarda la creciente, y se niega a la nueva travesía, su norte es un sol en horizonte. Los remos somnolientos se mecen en eternas madrugadas a la espera de brisa que de sereno impulso, y diga al timonel,- sin ti yo puedo, la fuerza de mis brazos, mi destino. Puede que el timonel contemplando el sereno vuelo de las aves, inspire a su corazón y ayude al desamarre. La barca, sus remos, su sueño, y la mano de Dios en un mar divino.

 

María del Carmen Menéndez García

 

 


ESPERA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

ESPERA

 

Las horas pasan lentas,

la noche de lánguida mirada

a la espera del amancer

promete un sol eterno.

En la serena playa

se mece solitaria barca

sin timonel, sin remos.

Es fría, punzante la noche

sin sus sueños,

el temor es confidente,

la causa es el desvelo

de saberse anclada

sin rumbo, la nada.

Las horas pasan lentas,

lastima el silencio,

incertidumbre, miedo.

La FE se agiganta

en mística oración.

Soberano remedio.

María del Carmen Menéndez García


MAREJADA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

    Marejada

    La barca se mece vacía,
    arrecife de sensaciones
    gravitan en su interior.

    Los remos dos brazos,
    sin fuerzas que avanzan
    hacia orillas ilusionadas.

    La barca se mece en un todo
    de aguas profundas y claras,
    y encalla en los recuerdos.

    Rompe la barca cadenas
    y el ancla desliza en la arena
    mixturas latentes y plenas.

    La lágrima rueda a la espera
    de torpe e inútil ceguera,
    que priva a la barca pleamares.

    A modo de remos dos alas,
    se eleva del mar, hacia un cielo…
    y logra su anhelo…, utopía ya no ser…

    María del Carmen Menéndez García


Cristalina y solitaria *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

Cristalina y solitaria

Es solo una lágrima,
pasa desapercibida.
¿A quién le importa una lágrima?
que del cause se desvía aterida,
improvisando alegría.

Solo es un despojo
del manantial de la vida.
Se avergüenza de si misma
por no brotar exultante
de su gris melancolía.

¿A quién le importa una lágrima?
quizá a la lluvia, a la brisa,
que mimetizan desdichas
ofreciendo semejanza
en las perlas que agonizan,
sobre flores perfumadas
en un gesto de armonía.

No soportaría la burla,
y se desliza pequeñita
en medio de una esperanza,
de llegar al amparo de tú orilla,
y tus manos sean su guía…

María del Carmen Menéndez García


AUTÉNTICO AMOR *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

AUTÉNTICO AMOR

Mansamente el amor repliega su ternura,
se sume bajo un manto inapelable.
No comprenden ni los cielos, ni los mares,
que exista un amor así, sublimado.

De falso, le declaran, y entristece…
mas se sabe gigante, un tanto divagante
entre soles, estrellas que unidas a su alma,
bien se expanden…y llegan a espacio entrañable.

Es un amor de tiempo, nacido para darse
llevando en sus alas su franqueza,
y esa ansiedad de quién despega
a sabiendas, que a tientas vuela
con sus brazos danzando en el aire,
a la espera de la fuente del destino.

De falso, es acusado y, en silencio solloza
con lágrimas que ruedan en las horas,
auténtico amor, que su amparo añora.
Sabio, constante, expresa cuánto vale
entre imágenes que cincela el corazón…
Emana en cada instante, es llamarada.

María del Carmen Menéndez García

Para un amor auténtico, de pureza inigualable.


rocío de la fuente del te quiero ***LEJANÍAS SIN DISTANCIA***

rocío de la fuente del te quiero
Dejas ensueños en mi ventana,
ventana abierta, a veces desierta…
Dejas una caricia en vana desidia,
me aferro a ella, y suave melodía
acercan las notas de férreo encanto.
Y si te hablo de mi tristeza
no es tal cosa, son esas perlas
con que el destino nos marca el llanto.
Más nunca olvides, que existen penas
de regocijo al ver que alejan de su morada,
dejando huellas desconsoladas
con plena magia de haber sentido,
de haber crecido, con su presencia.
Luego, tu sabes, todo es preclaro,
existe un rumbo maravillado,
y soy tan humana, y tan imperfecta,
que nunca logro entender la ciencia
que implica el método de la coherencia.
Y mi ventana esa al te quiero,
iluminada en alboradas
te deja cifras indescifrables,
palabras sueltas, ruedan a su aire
lo dicen todo, no dicen nada,
sólo se dejan… como tú dejas
rocío al alma por las hendijas
de mi nostalgia.

María del Carmen Menéndez García


tirita mi alma *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

tirita mi alma

Mira sus alas a espalda de su alma.
Contempla mariposas heridas
quebradas en su rumbo,
las mismas que aleteaban erguidas
aguardando ese instante supremo
en que el destino emprende el camino.
Miró sus pupilas vencidas,
brillo de alboradas ausentes,
y nuevas huellas en su rostro,
es implacable el tiempo
cuando lo avasalla la tristeza.
No pudo negar una insaciable
sensación de vacío,
el mismo, quizá, que siente la playa
cuando la bajamar la despoja
del murmullo del océano.
Con hondo suspiro de luces, de años,
tornó a mirar sus sueños transparentes,
y pudo por esa constante
de dibujar delirios
divisar su anhelo cumplido.
Y dicen que una estrella errante,
sin alas, reparte ternuras despabilando al amor,
a sabiendas de la perennidad

                                       de los milagros

María del Carmen Menéndez García


VITAMINA de los días *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


VITAMINA de los días
Es su fuente, sumerge su alma
en cada espacio latente,
se envuelve en destellos de palabras,
al escuchar su reír renace,
al beber su vitamina
se agiganta, y vuela, y no llega,
y le pregunta al principio
que vale más, si la espera
o la esperanza, dos misterios,
no lo sabe, se aferra con avaricia
sencilla a un sueño,
inconcreto, tenaz, alucinado.
Quizá el destino le ilumine,
no lo sabe, solo siente regocijo
de nutrirse de albores.
Son sus brazos alas al acecho,
despegan a quimera,
en vuelo eterno, necio.
Quizá un día, no muy lejos,
en un sitio impreciso,
se concrete el encuentro
de la dulce vitamina…
con abrazos que giran en el tiempo.
Sólo sabe, que es Dios
el artífice de arcanos,
y sumisa se deja llevar por su mano.

María del Carmen Menéndez García


SUEÑOS AL ALBA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

SUEÑOS AL ALBA

En una esquina del alma,
una maleta aburrida
espera efímero paso.
En su interior solo lleva
una rosa acicalada,
en cofre muy bien guardada,
más poco saben los vuelos
aquello de no despegar,
de deshacer equipaje
y dejarse ir sin consuelo.
En una esquina del alma
reposan las sinfonías
de pertinaz osadía,
querer abrazar el cielo.
Con solo mirar muy alto,
dejarse ir por las ramas
insistir sin asidero…
se pueden lograr, te quiero
en una esquina del alma
arribando a desconsuelo.
Que poco puede, se dice…
si errante nunca abarca
los destellos de confianza
en sus dulces sentimientos,
y el ancla se mantiene hincada
en blanca playa solitaria.
Por eso, una madrugada
cuando dormiten los sueños,
acabarán los destellos,
y entornando sus pupilas
partirá a su destino,
y en lágrima atesorada,
callada en su melancolía
una maleta tardía
abrazará una esperanza.
Y ha de quedar vacía
aquella esquina…del alma.

María del Carmen Menéndez García


GOTAS DE TIEMPO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

GOTAS DE TIEMPO

 

Se pregunta al ver la lluvia

que cae embriaga de lunas,

despojo de lágrimas

en gotas inertes y claras,

¿ si dañan a la rosa cuidada?

que aguarda anhelante

la luz del mañana.

Si marchitará la rosa

pregunta en silencio

en la tenue ventana,

y ruedan las brisas

en traslucida espera,

inpregnan los pétalos

en la luz de afuera,

y quizá la rosa

se sienta olvidada.

Se pregunta…, ya nada,

no tiene caso,

ya florece el alba,

y sobre espinas cansadas,

descansa una rosa

y una lluvia calma

le acaricia el alma.

María del Carmen Menéndez García

 

 

 


CUATRO LETRAS… *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

Cuatro letras

Dime si le ves pasar…
es un manojo de brillos
acaparado por siempre,
más suele irreverente
salir del cofre, asustado
que se le acaban los tiempos
repite sin mucho tino,
y avanza por el destino.
Dime si le ves,
y si va desorientado
ofrécele buen reparo,
es casi un niño asustado
que quiere asirse a tú mano.
Suelen verle pensativo
quizá no queriendo
un día…ser sólo tímido olvido.
Su nombre abarca infinito,
es célula en derrotero
es el amo de mis gozos
es quién surca mis pupilas
y en lágrimas se muestra
sin ocultar su pesar,
pues de todas sus variantes
está compuesta la vida,
y es diminuto su nombre
y se convierte en gigante.
Es Amor, dime si le ves…
rebosa en vital esencia,
y dile, será mi mayor legado…
cuando deba solo quedar…
renacerá titilando estrellas
en las huellas que he dejado.

María del Carmen Menéndez García


ACANTILADO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


ACANTILADO

Oscuridad, silencio y mis pensamientos.
Divago, confundo, realidad y anhelos,
si hace unas horas que oscile por dentro
el eterno bagaje de soñado encuentro.
Dime penumbra, dime que es verdad
que éste despertar no es efímero sueño,
dime que está luz que renace en mi pecho
al clarear el alba no apagará su destello.
Dime, que a ritmo de arcano y tiempo,
divisaré mi cielo, en el blanco puro,
de blanco sortilegio, de no ser real…
entonces te ruego, déjame en la noche
voraz, en la compañía de mi sentimiento.
Dime, si mis manos son árido espacio
para que germine el fruto más bello,
no sientas piedad, dilo sin recelo
cerraré mis ojos en piadoso reposo
y dejaré a mi alma, libre como el viento.

Maricarmen Menéndez García


SENSIBLEMENTE *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

SENSIBLEMENTE

Tiene un corazón un tanto loco.
Abraza a los vientos sin medida,
saltarín de los sueños
que nunca emprende la partida.
Se acurruca temeroso,
sabe que sus impulsos
derriban toda coherencia,
sentimental es su esencia,
pero calla,
temeroso no le entiendan.
Es un manojo con bríos,
y quieren curarle sus males,
le recetan: no ansiedades…
no observar la realidad…
no pensar en necedades…
más reposo…menos vuelos…
no involucrarse en bondad…
Tiene un corazón…diría ingenuo,
y como no abunda su especie,
ahora le tildan de insano…
ignorando que el soñar
y la locura,
van tomados de la mano.
Más no acata indicaciones,
es genuino, es tan humano,
empecinado en quitarle
las espinas al destino.
Tengo un corazón…, un tanto loco…

María del Carmen Menéndez García


MIS OJOS A CAMBIO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


MIS OJOS A CAMBIO

Te ofrezco mis pupilas.
Poseen un mar de nostalgias
colores de regocijos,
y guardan lágrimas,
aquella única, avergonzada,
¿recuerdas su timidez?
Y otras, que aún no han visto
la luz, quedan a la espera
en esa mansa quietud.
Mis ojos, cansados, te ofrezco,
con el desgaste de horas,
alucinados, sorprendidos,
serenos, esperanzados.
Te ofrezco mi mirada…
tú sabes… lo dice todo,
es auténtica, cándida, obstinada,
y no se deleita en casi nada…
si no logra verse reflejada
en el iris, de tu cielo, amor…
Mis necios ojos…, a cambio…
de ver en los tuyos…
infinito y radiante sol.

María del Carmen Menéndez García


ocres de otoño *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

ocres de otoño

Ven, la tarde invita…
nos acompaña
la tenue calma…
entre hojarascas
tejiendo brisas.
Ven, daré un paso…
y, si me detengo
por esas cosas…
mirando el cielo,
siento a mi lado
tibio respiro.
Ven, no te distraigas,
sé que es hermoso
brillo de un cosmos
lejano y pleno.
Ven, si ves mi llanto,
son sólo perlas
perdiendo el rumbo
de mis pupilas.
Ven, toma mi mano,
es éste frío,
es éste miedo,
son los otoños
tachando tiempo…
Ven, la vida invita…
es que la magia
no tiene prisa,
aún a sabiendas
que son los ocres…
quienes marchitan…

María del Carmen Menénde García


ESTOY ENAMORADA DE TI, SEÑOR *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

 

ESTOY ENAMORADA DE TI, SEÑOR

Me siento enamorada de tu Amor.

La entrega de tu ser para salvarnos

el peso del madero que te agobia

te hieren y blasfeman a tu paso.

Quisiera que mis lágrimas

besaran tu rostro tan amado.

Eres mi sentido de oración,

en perlas que acarician a mis manos,

tu madre es mi sostén, en mi calvario,

y humilde me guía hacia tus brazos,

y aquieto mi dulce Nazareno, éste dolor,

y en tu Resurrección, renazco.

De María nuestra Madre, Buen Jesús,

aprendo la humildad en su regazo,

y sé que sin Ti, ya nada soy,

ansío elevarme en vehemente fe,

a tu encuentro en la paz del cielo,

y hallar por fin el remanso en Tú abrazo.

 

Maria del carmen Menéndez Garcia

 

 

 


APRENDE A AMAR *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

Pintor: Fabian Perez
APRENDE A AMAR

Constante ganador, en cosas del amor.
Pero un día el destino traspaso
y domesticó a tu corazón.
Acudiste a la cita…
prolijo, perfecto, con tu mejor sonrisa
si vieras tus pupilas
de brillo ardiente, enamoradas, sumisas.
Mirabas el reloj, entre el humo
envolvente de un cigarro,
te acarició la luna, en una noche pura,
pureza a tus años, galán del desamor.
Quizá por tu inconstancia, tu fama…
temió en acudir…
y una estrella vio, un brillo extraño,
tú primera lágrima, sintiendo ese dolor…
y un rayito de luz, tu lágrima enjugo.
Te alejabas aterido y una rosa
marchitaba en tus manos;
no permitas que sus pétalos
malgasten su perfume,
ve…y pídele… un perdón…
y entrégale tan bella e insuperable flor…

Maricarmen Menéndez García

Pintor: Fabián Perez


SIMPLE *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

    SIMPLE…

    No sé si es caricia o castigo,
    si es llanto del cielo
    si es el gris tras un azul,
    o si son mis pupilas errantes.
    Sólo sé que la lluvia,
    no permite, pues empaña
    la luz de mi ventana,
    y atónita mi alma,
    no percibe el mensaje…
    Dime amor..
    ¿Son lágrimas confusas de un cosmos
    o es…, qué lloras tú?.

    Maricarmen MenéndezGarcía</strong>


CITA *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***



Cita

Conversa con la noche,
la clara oscuridad es confidente,
todo lo sabe,
lo admite, comprensiva
sabe la noche,
de mil historias perdidas.
Cuando las luces se apagan
y solo estrellas iluminan,
cuando se entrega a los sueños
y continúa despierta… dormida,
comienza así su coloquio
en una cita repetida,
pues escucha y calla,
y es respetuoso silencio,
y le hace ver sus errores
modificando su día.
Noche vestida de lunas,
de guiños que al alba habita,
de preces que el cielo invita,
de paz en un vuelo… perdida.
Conversa con la noche…
y comienza un tiempo sin prisa…
lo encara con esperanza,
agradecida a la Vida,
sabe que su destino, es amar
en demasía…

Maricarmen Menéndez García


AMANECER *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

AMANECER

A la hora exacta, límite mar y cielo.
Despuntabas gallardo, altanero
vibrante, dorado, acariciante
milagro de un cosmos que venero.
Miré el verde en su asombro
reflejo de las olas en sus ojos,
y la cálida ternura ante tu figura;
y besabas la arena a tu antojo,
y brincaba Luciana, embelezada,
al verte emerger al alba de sus sueños.
Amanecer… aguardando tu llegada
soberano de la constelación,
las nubes dieron marco a tu imagen,
y pupilas verde-mar emocionadas,
rodearon en tus rayos un abrazo,
y diste tu energía a una hermosa flor.
Solitaria playa, espera y encuentro
en la luz del alma, soberano Sol.

A LUCIANA – MI NIETA

Maricarmen Menéndez García


ES TIEMPO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


ES TIEMPO…
A veces quisiera…quitar
exceso de quimera a mi alma.
A dar por entendido lo sabido,
a irrumpir en parquedad,
a colocar distancia a lo querido.
A poner coraza a los sentidos,
a menos amar, a no observar,
a no sufrir, ante el dolor injusto,
sin ser refugio, sin ser su abrigo.
A veces quisiera…no mirar a lo alto,
allí todo parece ser sublime,
y luego al descender erróneamente,
es sólo un espejismo de la mente.
A veces quisiera…diferenciar colores,
veo blancos, en ocres y grises,
y la realidad confunde
en agridulces matices.
Pero es tiempo… amor…
de dejar la desazón a la deriva,
y así continuar con mi manía…
de ir quitándole a las rosas sus espinas…
Y enséñame…pues es, tan sólo a veces…
que declino, y luego avanzo y me animo…
y aún a riesgo de sensiblería…
a ser así…veleta hacia un Norte…
habitante de nubes,
soñadora de estrellas,
asidua a un planeta irreal,
¡enséñame…a no cambiar!…
no ves, que mis sienes
de alba se visten, cansadas, felices,
en ingenuo final…

Maricarmen Menéndez García


ESFERAS DEL SINSABOR *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

ESFERAS DEL SINSABOR

Pequeño malabarista de valores.
En intermitente rojo nos brindas fantasía,
esferas lanzadas en fortuitas ansias,
inestabilidad de vida, injusticia.
Son unos segundos y nuestra indiferencia,
o quizá el hartazgo de ver que los grandes
explotan tus días, ¿qué serán tus mañanas?
en una adultez fría, en el hoy sin sonrisa.
La edad de los juegos, y tú con tu oficio
aprendiz de sueños flotando a deriva.
Por unas monedas no cambies el rumbo,
puede que conciencias se habrán a tiempo
y cumplan lo dispuesto…en falso juramento…
brindarte un presente, en pos de un futuro,
y ya no tener que verte, vendiendo alegría…
con tus ojos de asombro, bebiendo la vida
en tragos amargos, quemando ilusiones,
ante la desesperanza de una actuación
no querida, perdona mi fingida apatía,
solo una moneda y mi angustia escondida.

Maricarmen Menéndez GarcíaPintor:Fabian Perez


QUISE…*** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***


QUISE…

Una, dos, tres ternuras por día…
pinceladas, quizá en malos versos,
en mal ritmo, sin armonía,
más era así su melancolía.
Quiso más de una vez,
colocar algo de acidez
expresarse con dureza,
daba vueltas su cabeza
en formas de nueva voz
pero vio a su corazón
acurrucado en la espera…
abandonando la acción,
y continúo en su blancura
con pétalos de su rosa.
Incluso expresó con amor
las soledades y olvidos,
justificando con calma
algún ataque a su alma.
Escribir por escribir…
se dijo: no tiene caso…
y apelaba a su coherencia
escasa en esta contienda,
y con total resignación
olvidando punto y comas,
dejaba en sutil renglón
uno… dos… tres…imágenes
de su utopía, y así continúo
perseverante, dejando huellas
en tímidas letras… tardías…

Maricarmen Menéndez García


TIEMPO…Y NO…*** LEJANÍAS SIN DISTANCIA

TIEMPO…Y NO…

 

Estoy varada a la cima de tu antojo

y no lo niego, siento temor,

temor que declina en andaduras…

matizando la ternura en una flor.

Y eres llanto en hojas de otoños

desdeñadas en horas de dolor,

y otras deleite desbordante

que aferraba a mis sueños, sin pudor.

Eres tiempo…efímero, utópico,

en recóndito tenue soplo del albor,

es por eso que mi armonía te ofrezco

y perdona…si me quejo sin razón;

y así giras las agujas incesante,

no apresures…pues varada estoy…

te adelantas implacable, si supieras…

no te alcanzo…ten piedad del corazón…

Arrecife y manantial de aguas claras,

insobornable en designios del amor…

eres tiempo…me aquieto…tuya soy…

 

Maricarmen Menéndez García


SERÉ SOL EN INVIERNO *** LEJANÍAS SIN DISTANCIA ***

SERÉ SOL EN INVIERNO

Voy a besar tú alma.
Iré merodeando el cielo
y te bajaré una estrella,
la más bella y luminosa,
y bailará en tus cabellos,
será una aurora de ensueño.
Voy a rescatar una lágrima
que se pierde en mar sereno,
la playa serán mis besos;
y constante avariciosa
en incesante desvelo,
quisiera pintarte anhelos
con perfumes de las rosas.
Voy a robarle al Sol
sus rayitos distraídos,
para entibiar con dulzor
los días grises y fríos,
y todo sea luz y color
en un presente y su olvido.
Voy a besar tú alma,
no verás nada corpóreo,
seré destellos de brisa
en el aire que respires,
transitaré los confines
por el valle de tu pecho,
y anidaré en tu alma…
mis sueños, necios, muy necios.

Maricarmen Menéndez García

08/01/2010


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.